Arranca la O.M. 2022 en Berbes

Apertura temporada 2022
7 marzo, 2022
Finales de Match Play
13 abril, 2022

Arranca la O.M. 2022 en Berbes

Berbes, un año más, fue el escenario del primer torneo de la temporada Pgastur, que se inició con un tiempo espectacular y muchas ganas por parte de los 28 peñistas que participaron. Al final, hubo un empate en el primer lugar, con un meritorio -4, que se deshizo por razones de mejor hándicap en favor de Marino, triunfador final de la clasificación hándicap, aunque El Cardenal mereció también el aplauso de todos por su cuarta juventud golfística: en el 2021 quedó el último y este año empata con el primero… todo indica que será uno de los protagonistas de la presente temporada para bien o para mal, según “Echenique” decida. Por su parte, Mapi demostró que su buen juego en Deva no fue un espejismo y que está en condiciones de pelear en esta temporada.

Un hombre feliz fue también Jorge Suárez, que consiguió por primera vez ganar la clasificación scratch en un torneo de la peña con un muy meritorio +4 del campo (-1 hándicap) en una jornada en la que sólo cuatro jugadores lo hicieron al par o bajo par. Hay que dejar constancia de la impresionante rentrée de Emilio Pérez-Moya, demostrando que mantiene las buenas sensaciones que ya mostró en Tol en octubre de 2021. Al Final Milín fue tercero en la clasificación hándicap, tras el descalabro en su último hoyo del Dr Swing: un pgastur que le sacó del pódium.

Manolo Bernardo también estrenó palmarés en Berbes, en este caso, el de ganador de la “L”, tras un día lleno de tensión en los últimos puestos por abundancia de candidatos. Toño Flórez tomó rápida ventaja con un +9 en cuatro hoyos, pero primero Choni y luego Manolo se empeñaron en aliviarle la tensión peleando por los últimos puestos durante sus segundas vueltas. También tuvieron una dura jornada hándicap bajos como Alex, con +10, Sergio, con +11, y Diego Rubio (encima terminó el día presenciando en directo el descalabro de su Real Madrid –“este equipo sin Benzema no ye na”, Karim dixit-), con +14.

Gemma Triay volvió a demostrar su entusiasmo con, visto lo visto, un meritorio +9 final que la aupó al puesto 17 empatada con Chema Casas y el calimero del grupo (gran definición de Choni) que después de llorar y llorar por salir del hoyo 17 A volvió a demostrar que, en realidad, debería quedarse en el 19... Y una nueva mención especial para Andrea que inmortalizó la jornada con hermosas fotografías y algunas imágenes descorazonadoras sobre el futuro golfístico de unos pocos peñistas que más bien parecen leñadores.

La jornada concluyó con una buena fabada y un cachopo -el vino (¿?) era francamente mejorable, se nota que el comité corrupto le da más al agua- y con un buen rato para rememorar vivencias y momentos que ya son patrimonio de nuestra Peña.

Nos vemos en La Llorea….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.