Dominio femenino en Burgos

Farruquito manda
1 septiembre, 2022

Dominio femenino en Burgos

Norena volvió a demostrar en Burgos que es el/la jugador/ra de la peña más en forma en esta temporada al conseguir su tercera victoria: primero fue La Llorea, luego León y, en el exótico de septiembre, en Saldaña (Burgos). Con las buenas vibraciones y el sosiego que siempre le transmite Santiago supo superar los malos momentos (más bien poquitos porque su vuelta fue absolutamente seria: siempre +1 o -1 de su hándicap de juego -1-) para firmar una tarjeta de 73 golpes, +1 del campo y al par de su hándicap, muy por encima del resto de “figuras” de la peña que, salvo Doc (+3 de su hándicap y +5 del campo) estuvieron más bien, por decirlo cariñosamente, discretos. Norena es un encanto y una referencia dentro y fuera del campo y este año todo apunta a que, si el Dr Swing no espabila, se llevará también de calle la Orden de Mérito.

La otra protagonista del día fue Gemma Triay, que cada días tiene más claro- ¡TigerGus tienes toda nuestra solidaridad ante el huracán que se esta formando en tu casa …!- de que lo suyo no es pádel. Tras una vuelta muy trabajada, terminó al par, empatando en primera posición con Norena aunque –“¡¡¡qué dura es la vida de los sufridos hándicap altos!!!”, Karim dixit- perdió, precisamente, por hándicap. Desde que ya puede pelear por la “L”, algunos mal pensados le auguraban torneos difíciles por los nervios pero ella va a lo suyo, aprovechando al milímetro el porrón de golpes que atesora en su tarjeta. Su sueño ahora es entrar en el equipo de la Astruforo…. ¡Que Dios coja confesados a nuestro capitán, a los vicecapitanes, a todos los miembros del equipo, por supuestos, al sufrido Gus, y a nuestros ilustres y queridos amigos competidores si lo consigue finalmente…!

Mención especial merece el marido derrotado. Desde el punto de vista marital fue una derrota sin concesiones(+2 de su hándicap), pero si lo miramos huyendo de comparaciones, su vuelta fue excelente y a punto estuvo de ser espectacular porque en el hoyo 7 iba -6. Al final la segunda vuelta le penalizó y le situó en segunda posición hándicap tras Gemma. Tras él, además del ya mencionado Diego Rubio, Rahm, el Jaba y Jorge M mantuvieron el tipo con un +4 que tampoco es para tirar voladores, aunque menos podrán tirar el Presidente (+6), Muilito (+7 y lo que es peor, 1 golpe más que Karim… ¡ esta peña va al desastre…!), El Coyote (+7), que venía con grandes ilusiones pero ni siquiera los buenos influjos de su musa Carmen lograron centrar su saltarín swing en Saldaña, o George, que se perdió en la cola de la clasificación con un lapidario +11 final.

Lo de la “L”, en esta ocasión, no tuvo emoción alguna. Nuestro Capitán se empeño desde el primer put –y fueron más de 55 en la jornada- en librar al resto de competidores de tan apreciado atributo. Hizo una vuelta impecable de tee a green y una comedia de green al hoyo, llegando a dar cuatro puts comenzando a una distancia de menos de un metro del hoyo. Al final firmó un +19 que le alejó del otro competidor por la “L”, el Cardenal (+12), quien dio su mejor “Echenique” en el hoyo 18 cuando, tras darle bien a la bola, lanzó el driver por los aires, bien a la derecha y manteniendo la línea perfectamente (al contrario que las bolas) hasta que impactó contra el camino.

Y llega el momento de criticar al comité corrupto. Lo primero que hizo este comité del diablo fue imponer las salidas en rigurosas barras amarillas y rojas, lo que, además de alargar el campo casi de forma infinita a como estaba con las barras puestas por el club de Saldaña, le hicieron malgastar a Karim –preparaos para escuchar esta afrenta durante los próximos 100 años- y a Belén Sörenstam la pasta que gastaron para ir a Burgos y poder entrenar el campo cuatro días antes. Al final mal hicieron para ellos porque, vistos sus resultados, los más perjudicados con su jugada de malos trileros fueron ellos mismos.

En Burgos recuperamos a Ángeles y Andrea, indispensables espíritus de esta Peña que, además, en el caso de Andrea, garantiza que tengamos imágenes para la posteridad, y también a Manuela, el ángel de la guarda tranquilo que mantiene al Cardenal dentro del ámbito eclesial del mundo real, y a la que animamos desde aquí a seguir en directo todos los torneos porque es un aliento de serenidad, alegría y buen rollo para todos.

Y otra mención especial para las acompañantes sin golf: Verónica, mujer sensible y tranquila que casi consiguió que Monty demostrara que no es necesario jugar antes el campo o dar bolas antes de salir para conseguir buen resultado (Atapuerca se le atragantó); Carmen, que todavía no ha sido capaz de transmitirle a David, el hombre de hielo, alguna de las revoluciones que a ella le hacen genial; y María, que aún no ha sido capaz de conseguir hacer uno de esos dulces que ella construye de forma magistral con el driver malherido de Muilito. Gracias a ellas por demostrar una vez más que una peña de golf no es sólo golf.

Y para finalizar, volvamos al golf: aviso a navegantes, quedan sólo dos torneos y muchos están lejos de entrar entre los 12 elegidos… Así que: ¡ a ponerse las pilas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.