Farruquito manda

Nuestros pros Álex y Manolín se disputan la final del Campeonato de Asturias de Profesionales
2 agosto, 2022
Dominio femenino en Burgos
14 septiembre, 2022

Farruquito manda

Postigo se corona en Castiello.

El título lo dice todo: ganó el scratch y el hándicap de forma inapelable con un -2 del campo que deja bien claro que, cuando quiere, este chico está en otra órbita. Firmó una tarjeta que parecía imposible en un campo tan difícil como siempre, con unos hoyos situados en lugares imposibles y un sol de justicia que convirtió la tarde en asfixiante pese a ese bosque interminable de árboles que parecen tener vida propia para atrapar las bolas de los jugadores de ligas inferiores a las de Farruquito: 4 Bogeys, 10 pares, 2 birdies y 2 eagles, en los hoyos 6 y 10 (en este llegó a green de salida y no hizo el albatros por centímetros). Al final, con este resultado, dio un salto de gigante en la orden de mérito: del puesto 15 al 4º, a un paso de ponerles las cosas muy difíciles al Dr Swing, Norena y el Jaba para alcanzar el triunfo final en Tol.

Siguiendo por la cabeza de la clasificación, gran jornada también de Tigergus que terminó a su par con un grito de satisfacción que dejó sordos y atónitos a sus compañeros en el hoyo 18 después de embocar el put para convertirse en segundo en solitario, dejando con la miel en los hierros a Dover y el Coyote, tercero y cuarto con +1 de su hándicap. El Dr Swing y Norena continuaron con su gran temporada ocupando el 5º y 6º puesto, respectivamente. El ganador del año pasado, el grande Jorge M, llegaba con altas expectativas pero no tardó en comprobar que no era su día, quedando finalmente en el puesto 16, encabezando el pelotón de los torpes pero, eso sí, con el gran premio de haber podido seguir en directo el vueltón de su compañero de partida, Álvaro Postigo.

Las cosas por el final de la clasificación fueron tan o más intensas que por la cabeza. Desde el primer hoyo, Karin y Eduardo comprobaron que, como ya es habitual para ellos en Castiello, no era su día, enzarzándose en una “pelea” para ver quien ocupaba el último lugar. Pronto la principiante (era la primera vez que podía optar a la “L”) Gemma Triay se unió a la pelea, comprobando que, cuando hay bunker por el medio, la “L” puede quedarle muy cerca. Sin embargo, todos tuvieron un ángel salvador: después del abandono de Rahm en el hoyo 7 –no contaba para la “L” porque llegó a Castiello con ella puesta- Héctor también se retiró, en el hoyo 12, lo que, al final, le hizo acreedor del gran premio de la peña hacia el que, tal parece, siente un cariño especial después de “disfrutarlo” dos veces en los tres últimos torneos.

Mención especial merecen las otras tres mujeres del torneo: Choni, que consiguió un meritorio undécimo puesto, demostrando que la campaña intensiva de juego en La Morgal que lleva en el mes de agosto le sienta mucho mejor que a Edu; Belén Sörenstam, que sigue progresando adecuadamente sin quedar todavía nunca en último lugar: la 19 por delante del Capitán, Héctor y Pablo; y María, que además de afrontar, como cadde, la tarea imposible de hacer que Muilito deje de echar en falta el driver que destrozó, le salvó la bolsa y el carro a un despistado Dr Swing en el tee del hoyo 4 cuando ya se precipitaba hacia el bardial que lo rodea. Sin su rápida intervención el Dr tendría que haber jugado 15 hoyos con el put, lo que habría quedado para los anales de la historia de nuestra peña, además de hacerle acreedor a la “L”.

Por último, dejar constancia de que en Castiello se notó la ausencia de Ángeles y Andrea, que nos ha dejado sin recuerdos gráficos del torneo en un campo en el que vas escribiendo tras cada golpe nuevos capítulos del best seller “El Golf y su p………”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.