Retenemos la AsturForo Cup in extremis

Nore no da tregua en La Llorea
27 abril, 2022
Karim celebró la Champions en Las Caldas
31 mayo, 2022

Retenemos la AsturForo Cup in extremis

PGASTUR volvió a ganar la Asturforo. Y, de nuevo, como en Lerma, lo hizo tirando de épica, con un Tigergus espectacular que consiguió el último punto en el hoyo 18 para lograr un empate que hace que la copa siga en Asturias. Este es el resumen más breve que se puede hacer de un ryder impresionante por el campo, por los amigos contrincantes y por la unidad de un equipo que volvió a demostrar que, como al Real Madrid (perdón por los peñistas culés), le van las remontadas y las grandes gestas.

Empecemos por el principio. Palomarejos es un campo que si estuviera en Asturias sería nuestro campo. Ese fue, quizás, el primer error de nuestros amigos-contrincantes: pensar que nos llevaban a un campo que no se ajustaba a las características de nuestro equipo. Hay que reconocer que Aboy se esmeró en modelarlo a su gusto: tees adelantados en los pares 5 para quitar ventaja a nuestros pegadores, tees retrasados en los pares 4 alcanzables por nuestros “pros”, tees de rojas prácticamente pegados a los de amarillas para que nuestra brava Norena, la única mujer en el campo, tuviera menos opciones, salidas el sábado por la segunda vuelta que es donde están los hoyos más complicados y con menos hándicap… Pero una cosa es planificar y otra que los chicos y chica de PGASTUR piquen….

Y, de hecho, la cosa parecía clara desde la mañana del sábado: habitualmente perdemos en la modalidad fourball y sin embargo en Palomarejos dimos un golpe en la mesa: acabamos con un 3-5 a favor de PGASTUR, con triunfos de las parejas Borja-Coyote (3 arriba), Doc-TigerGus (1 arriba), Muilito-Monty (4 arriba) y Coya-Karim (3 arriba) y meritorios empates de Norena-Jaba y George-Dr Swing. Por la tarde las cosas se complicaron un poco, aunque terminamos con ventaja: 7-8. Norena-David (2 arriba), Doc-George(3 arriba) y Coya-TigerGus (2 arriba) consiguieron ganar sus match y sostuvieron el marcados a favor de PGASTUR.

Y llegó el domingo. El gran día. La verdad es que empezó con un gran disgusto para nuestro equipo: por razones familiares ineludibles (al final todo salió bien) Monty tuvo que emprender viaje urgente a Oviedo y perdimos un punto que seguro que con su coraje habitual habría ganado pese a enfrentarse a un grande de Foro como es Antonio Aboy. La cosa se ponía seria: empatábamos a 8 antes de dar el primer golpe y los amigos madrileños ganaban a un capitán que se pasó toda la mañana recorriendo el campo dando buenos consejos a los suyos.

Pero ganar con el viento a favor no conlleva mérito. Y empezó la heroica. El marcador estuvo toda la mañana con cambios constantes, aunque casi siempre en contra de nuestro equipo. Hubo momentos en los que perdíamos por 4, pero nuestros chicos y chica (¡grande Norena!: sin ventajas en la salida y dándole 20 golpes a su contrincante logró un empate imposible; y grandes David y Doc que salieron al último hoyo perdiendo de 1 y tuvieron que hacer, respectivamente, Eagle y birdie para conseguir un empate salvador), siguieron luchando hasta que todo quedó pendiente de un punto y medio de la última partida en juego en el campo: TigerGus y Karim fueron perdiendo prácticamente desde el principio pero lograron remontar en los últimos hoyos para presentarse en el tee del 18 empatado (Gustavo) y uno arriba (Karim). Buenas salidas de los cuatro, TigerGus, genial, puso su bola en Green de dos golpes, a Karim, en cambio, le pudo la tensión y la tiró al agua, lo que suponía perder medio punto y hacía imprescindible que TigerGus consiguiera ganar el hoyo. Y lo ganó: su enorme competidor Paco Higuero no tuvo su sangre fría y dio sus dos peores golpes del día. Al final 15,5-15,5, copa para PGASTUR y un momento impresionante para Gustavo que, en una semana muy complicada por la gran pérdida que sufrió, ganó sus tres rondas y nos dio el punto decisivo que, seguro, su padre disfrutó más que nosotros desde ese paraíso entrañable al que se van las personas que queremos.

Hasta aquí la fría y objetiva crónica deportiva. Pero seguro, amigos lectores, que esperáis un poco más de “marcha” de este vuestro cronista. Pues vamos allá.

1.- Hasta estas líneas no os dije que Talavera de la Reina estaba de Feria. ¿Y quién creéis que lo descubrió y lo cató?... Acertáis: nuestro Cardenal se puso en forma el viernes por la noche toreando y bailando en la Feria (el resumen gráfico ha sido convenientemente censurado), en compañía de Rahm y el Dr Swing, que le siguieron con la sana, y responsable, intención de llevarle sano y salvo al hotel.

2.- En esta edición tuvimos dos incidencias: la ya mencionada de Dover y el accidente de pádel de Jorge Suárez, que se presentó en Talavera con un esguince de tobillo invalidante. Pero su indiscutible ánimo y la medicina mágica de Karim consiguieron el milagro: después de tres años sin puntuar en la Asturforo, consiguió punto y medio, cojo y jugando en buggy, algo que para un jabato como él es humillante.

3.- Un equipo lo forman no sólo los que juegan, también los que acompañan y animan. Y en Talavera nuestro equipo estuvo bien servido. El sábado por la mañana, Choni y Belén se ocuparon y preocuparon porque a todos los jugadores no les faltara de nada (incluso un buen café para entonar la desapacible mañana). Por la tarde, Choni continuó esa tarea acompañando al capitán y el domingo entraron en juego nuevas caddies. Mientras Belén siguió corriendo en buggy para atender a los jugadores, Choni, Carmen y Gemma se dedicaron a mantener los ánimos de sus jugadores franquicia: Edu, Coyote y Tigergus. Especial mención merece la pedagogía motivadora y tranquilizadora de Gemma: desde el hoyo 14 iba serenando a Gustavo y Rodolfo recordándoles (¡Chicos, vosotros tranquilos pero poneros las pilas de una p.. vez!) que las cosas pintaban mal y que sus triunfos eran indispensables para ganar… Como el propio Aboy reconoció en la entrega de premios, nuestras “aguadoras” fueron la caña, así que os pido –cuando leáis esta crónica- un gran aplauso para ellas.

4.- En Talavera no teníamos a Andrea o sea que el resumen fotográfico del gran acontecimiento es absolutamente caótico… para la próxima Asturforo será indispensable su presencia porque es el ángel de esta peña y quien mejor y con más cariño recoge sus éxitos.

5.- En Talavera tuvimos oportunidad de seguir construyendo un gran universo de rivalidad y de amistad con los integrantes de esa gran peña que forman nuestros compañeros de Madrid. Pocas personas conoce este humilde cronista que actúen con tanta elegancia, respeto y cariño en la derrota y que compitan en el campo con tan buen fair play. Enhorabuena a ellos también porque hacen más grande nuestro triunfo, pues el valor de las victorias siempre dependen del nivel de los contrincantes.

Y una última reflexión de cara a la Asturforo de 2023 que dejó caer, así como si la cosa no fuera con él, Karim, mientras disfrutaba de una buena cerveza: “Capi: en la próxima Ryder ponme en la última partida con un hándicap medio o alto y ya nos arreglaremos para sacarte las castañas del fuego y retener la copa de campeones…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.