Brillante Pablo Rubio, se hace con su primer Grande

Finaliza la primera jornada de la liga de equipos
5 abril, 2021
Imbatible Diego Rubio
26 abril, 2021

Brillante Pablo Rubio, se hace con su primer Grande

Pablo “Rahm” Rubio cumplió todos los pronósticos y se impuso en la final del Match Play sin dar muchas opciones al hasta ahora intratable Diego “Muilito” Pérez. Para Pablo, seguro, fue una jornada inolvidable. Para Diego y los sportinguistas, también, pero por un motivo más triste. Rahm empezaba el día cumpliendo 30 años -una edad crítica que suele marcar la entrada, sin vuelta atrás, en la madurez adulta- y la terminó viendo ganar, una vez más, a su Oviedo del alma contra el Sporting. Por el medio, dio toda una lección de golf, de superación y de esfuerzo, imponiéndose al casi siempre imbatible Diego Pérez. Fue un match intenso, vibrante y con tensión, aunque el estado de forma de Pablo, y su impresionante juego corto en la jornada, lo empezó a inclinar a su favor pronto manteniendo siempre a una prudente distancia al combativo Muilito, hasta llegar a un 3&2 final que demuestra que, en esta temporada, hasta que su hándicap no se ajuste a su potencial actual, tenemos a un (arronchao) aspirante al triunfo. Se comienza a especular en los mentideros golfísticos sobre las causas de esta excelente forma de Pablo, que ha logrado encauzar su fuerza en el campo. ¿Clases de Sinu? … No, mucho más fácil: es la influencia de Violeta, su nueva musa-entrenadora…

Pablo ha cumplido el sueño que Karim es incapaz de cumplir por sí mismo: que un hándicap medio-alto nos dé una lección a los hándicaps bajos. Y el “galo” lo celebró con unos padres orgullosos de su vástago, Edu y Choni, desde Villaviciosa golf vaticinando ya que habrá venganza. Su apuesta: seguro que para el próximo match el comité corrupto cambiará las reglas del juego para impedir que los aspirantes a pros suframos otro traspié. Teniendo en cuenta que Muilito es el presidente del denostado comité, más que un vaticinio parece la constatación de una realidad… Y es hasta posible que no se quede ahí, porque ya se sabe que el afán de revancha es mal consejero… Muilito empezó bromeando con lo de subir los Pgastur y ahora ha dejado de reírse...

Sólo cabe felicitar a los dos finalistas y alegrarse del éxito de Pablo Rubio, que estrena palmarés en la peña. Muilito debe consolarse pensando que en ese fin de semana hubo todavía quien lo pasó peor que él: el domingo, en Las Caldas, Borja y Miguel Tuñón celebraron su propio match saliendo desde blancas, como marcan los cánones para quienes somos hándicaps cercanos a 0. El resultado final fue duro para Borfu: no sólo perdió, sino que, siendo un sportinguista de raza y convicción, tuvo que ponerse la camiseta del Real Oviedo y besar su escudo… Conténtate Muilito… hay derrotas que duelen mucho más que perder en buena lid con el Gran Pablo….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.