Imbatible Diego Rubio

Brillante Pablo Rubio, se hace con su primer Grande
21 abril, 2021
Segunda jornada de la liga de equipos
18 mayo, 2021

Imbatible Diego Rubio

El padre de Lara.
La Llorea ha tenido a los Rubio como grandes protagonistas. Doc demostró de nuevo su recuperado protagonismo (Lara no llegó con un pan bajo el brazo sino con un nuevo swing de éxito) no dando opción desde el principio e imponiéndose en scratch y hándicap con un -1 de mucho mérito. La cruz de la moneda familiar la protagonizo Edu con un +12 final sobre su hándicap que le hizo recibir con aplausos la temida “L”. Dado que no era previsible por el estado de juego de Eduardo, al final del torneo se encendieron las alarmas: tendrá que llevar el trofeo en su bolsa en la Asturforo aún cuando es el capitán de PGASTUR. Las malas lenguas ya debatían en la Llorea si tal hecho no será un mal fario para la ryder y empezaron a especular sobre los posibles remedios para tan mal presagio: que si la Mano de Fátima, que si el Ojo de Horus, que si una cinta roja (no va con segundas, realmente es un remedio contra el mal de ojo), que si hojas de ruda, que si cesar al capitán (medida inútil porque estaría igualmente en el equipo), que si una actuación del comité corrupto para darle una bula que le libere en junio de esta carga… Al final no hubo acuerdo sobre el remedio, aunque se encendió una luz de esperanza: los dos héroes de la ryder de Lerma se acercan al equipo titular. Karim ya está dentro, por incomparecencia obligada de Postigo, y Choni está a un paso… Como siempre, los hándicaps altos tendrán que salvarnos los muebles a los bajos y, en este caso, también a un capitán novato (lo digo por la “L”).

Y ya para cerrar el capítulo de los Rubio, reseñar que con Choni y Pablo sucedió al revés: la hándicap más alta, Choni, hizo un buen resultado, con un +5 final (empatada con el profesor “Manolín”) que la situó en el medio de la tabla clasificatoria, mientras Rahm, que venía con la resaca del triunfo sobre Muilito en la final del Match, se marcó un +10 que le dejó sólo a dos golpes de la “L”.

El milagro de la excelente jornada de golf de la Llorea, con un tiempo espectacular y un campo en muy buenas condiciones de juego, lo volvió a protagonizar José Ángel Pérez que con esta ya van unas cuantas ocasiones en las que se libra de la “L” en el último hoyo. En Gijón empató en el último puesto con Edu pero ganó por hándicap. Se ve que tiene duende para evitar el temido galardón que para quienes no corremos riesgo de llevarlo nunca es, en realidad, un gran premio… para los demás, claro.

En la Llorea también tuvimos oportunidad de recibir como miembros de hecho y de derecho de la Peña a Marino (8º), Héctor (19º), Manolo Bernardo (25º) y Steve (30º). No fue una buena jornada para este último, pero parece claro que no vienen precisamente para aspirar a la “L”.

Y un apunte final: grandes resultados de Nacho, que nunca defrauda, Antón, nuevo líder de la OM, y Tigergus. Este último jugó al par. Parece recuperado para la causa, tras equilibrar su hándicap con el nuevo sistema y, sobre todo, gracias a las clases de golf que recibe de Gemma… aunque él piensa erróneamente que el profesor es él. Ya se sabe, detrás de un gran golfista siempre hay una gran mujer…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.