Chema Casas hace historia en Zarapicos

Manolo Bernardo se alza con la victoria en León
24 agosto, 2021
Gran final de temporada en Tapia y Tol
21 octubre, 2021

Chema Casas hace historia en Zarapicos

Chema Casas.
El título de esta crónica describe exactamente lo que vivimos el domingo 12 de septiembre de 2021 en el campo de golf de Zarapicos: un histórico de PGASTUR, por fin, logró inaugurar su palmarés con un gran triunfo en tierras salmantinas. Esta vez a Huan Han no le tembló el pulso y resistió toda la presión final con, una vez más, un enorme Jorge Suárez que tuvo el triunfo en las manos hasta el último hoyo de Chema, en el que consiguió el punto ganador.

Pero este gran triunfo tiene su historia. Por primera vez, Chema rompió su rutina. Primero, el día anterior disfrutó de una suculenta cena bien regada y terminó a altas horas de la noche en esa situación en la que sentarse al volante del coche es un absoluto riesgo. Segundo, llegó al campo con resaca y con el tiempo justo. Es decir, no hizo su entrenamiento habitual de una hora larga en la cancha de prácticas. En Salamanca llegó y dio el primer golpe sin ni siquiera hacer un swing sin bolita delante. Tres, se creyó su propia predicción de suerte: en los dos anteriores campeonatos los ganadores iban en su partida (Jorge M, en Castiello, y Manolo Bernardo, en León) y estaba convencido de que en Zarapicos el sería el ganador. Y acertó.

Lo bueno de una peña de amigos es que, si Chema estaba inmensamente feliz, sus compañeros-peñistas compartimos sinceramente el sentimiento por este triunfo que premia muchos años de entusiasmo, esfuerzo, compañerismo, amistad y miles de anécdotas que todos recordaremos hasta cuando no tengamos neuronas activas para recordar.

La “larga noche bien regada” le sentó fenomenal a Chema, pero no a sus dos compañeros de parranda. Manolo Bernardo no tiene su aguante y pasó de ganar en León a merecer la L que, finalmente, no llevó por esa injusta norma de que, en un empate (+15 él y Choni), siempre pierde el hándicap alto. Y el otro parrandero, Karim, mantuvo el tipo hasta el hoyo 11 hasta que se dedicó a discutir con un exigente socio de Zarapicos que increpaba a los peñistas y se le fue, como es habitual, la cabeza y el swing, lo mismo que le ocurrió a Rahm, que sufrió la discusión con el socio antisocial y también perdió el ritmo quedando en una posición en la clasificación que no corresponde a su probada valía golfista.

(Paréntesis): lo de la discusión no vale como disculpa. En la misma partida que Pablo iba Norena y el rifirrafe no le impidió ganar el scratch con total autoridad y maestría.

Pero sigamos con Chema. Una cuarta razón de su triunfo puede estar en la musa que lleva motivándole toda la vida. Maritina fue concluyente la noche de la parranda: o ganas o no vuelvas a casa. Y tan segura estaba de que ganaría que ella le dejó a su suerte para dedicarse a ser caddy de dos nuevas y entusiastas jugadoras ( Genma y Belén) que disfrutaron en Zarapicos sin pensar en el resultado. Mariam se resiste, pero ya hay apuestas sobre cuando va a regresar a competir en la peña.

Cerrado el capítulo de los ganadores (Huan Han y Norena), quedan todos los demás. Muy buena jornada de los hermanos Suarez Burgos (el jaba está promocionando para ser Bambi), bien también Toño Coya, que estuvo en los primeros lugares de la clasificación desde el primer hoyo, y David y Doc, que aguantaron el tipo de los hándicap bajos en esta revolución que estamos viviendo en la peña con tanto triunfo seguido de hándicaps medio-altos. De hecho, la Orden de Mérito sigue reflejándolo: en primer lugar, empatados, Jorge M y Tigergus, aunque, eso sí, Diego Rubio sigue al acecho, en tercer lugar.

Y una mención muy especial para esa peñista que no juega al golf pero que alimenta como nadie el espíritu PGASTUR, cámara en ristre, torneo a torneo, captando las mejores imágenes de los sufridos jugadores y de los ganadores recogiendo su premio. Andrea es una campeona que gana todos los torneos sin dar ni un solo golpe porque ella es la prueba de que al golf también se juega con el corazón. Como diría un salmantino de Zarapicos, “de casta le viene al galgo”.

El torneo exótico, en esta ocasión, no tuvo incidencias de relevancia pese al impacto inicial del geriátrico del Balneario de Ledesma que, en realidad, fue una bella metáfora de futuro para que los jóvenes peñistas vean hacían donde nos lleva la vida a todos... Las colas del desayuno -y, para algunos, de la primera cena con un menú de estrella Michelín- se dispersaron ante los chupitos a 2 euros con fondo de bingo. Además, en esta cita, la cena del grupo general estuvo muy bien, aunque, vistos los resultados, no llegó en contenido motivador a la de Chema y compañía.

¡Chicos ya casi no queda nada! Dos torneos para lograr el premio final de entrar en el equipo de la Asturforo y quedan muchas estrellas fuera de ese firmamento a día de hoy. Así que, los buenos, a entrenar, y los demás a achuchar a Chema para que nos explique qué comió y bebió en Lerma para sufrir esta metamorfosis de campeón….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.